3 (60.16%) 124 votes

Trabaja seguro con un Seguro Empresarial

A medida que el sector empresarial crece, surgen más nuevos negocios y microempresas, consolidando sus lineamientos organizacionales e infraestructura física. Las instalaciones, el equipo tecnológico, su flotilla de autos y maquinaria pesada, así como en el sector digital la información, se convierten en un activo fundamental que hay que asegurar para favorecer la ejecución de todas las funciones en las empresas.

Todos estos activos son recursos vitales para las grandes empresas y MiPymes que deben estar asegurados, sobre todo cuando las compañías empiezan a incursionar en nuevos modelos de negocio y van creciendo en los mercados del mundo.

Un seguro empresarial es un blindaje contra riesgos y un importante instrumento que nos ayuda a reducir costos futuros, no importa si estás iniciando tu empresa o si tienes un negocio consolidado, por su relación costo-beneficio, un seguro empresarial es altamente recomendable.

Así que si pensabas que un seguro para tu empresa es costoso, nos agrada decirte que no. Asegurar tu empresa es una acción altamente rentable si pensamos en lo costoso que puede resultar cubrir los daños a la propiedad causados por incendios, inundaciones y principalmente robos. De estos últimos, podemos decir que según las estadísticas de la Canacope (Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño), casi el 70% de los comerciantes son víctimas de la delincuencia por robos, secuestros, extorsiones, y otros delitos más.

¿Por qué me conviene un seguro de negocio?

La primera razón por la que conviene contratar un seguro empresarial es que ayuda a la disminución de incertidumbre. En los negocios como en la vida personal prevenir es clave para tener un futuro menos complicado.

Si ocurre un accidente, la aseguradora responde. Los gastos por un incendio, inundación o temblor son muy altos. Tener un respaldo para esos casos es importante.

Un seguro empresarial te ayuda a cuidar tus activos más importantes. Si tienes la certeza de que ante un siniestro tu seguro responde por ti, podrás disponer de mayor dinero para  inversión.

Con los seguros empresariales tu personal trabaja seguro, lo que genera confianza en el empleado hacia sus colaboradores. Tu capital humano se siente valorado, seguro y protegido, por lo que tiene mejor disposición para cumplir con sus funciones y recomienda a tu empresa como una compañía segura para trabajar, eliminando por completo la rotación del personal.

Y por último, un trabajador cuidado contribuye al éxito de tu empresa con lo cual ganas tú y gana él. En esta relación entre empresa segura-trabajador protegido, el beneficio es  mutuo. Ambas partes ganan en productividad, felicidad, ahorro sustancial, prevención, lealtad, disponibilidad. Afectando positivamente el nivel operativo, financiero y la permanencia del personal en la empresa.

Para toda necesidad hay una variedad de seguros, cada uno tiene sus ventajas y limitaciones de cada tipo de seguro.

¿Qué tipo de seguro empresarial necesito?

Según el tipo de siniestro que más ocurre en las empresas están:

 

Seguro para dueño de empresa

Esta póliza cubre los riesgos básicos a los que toda empresa está expuesta:

  • Cobertura por daños a la propiedad. Incluye daños al edificio y todo lo que está dentro de él. Abarca un incendio o desastres naturales.
  • Responsabilidad civil. Cobertura por daños a terceros causados por las actividades que realiza el negocio.
  • Suspensión de actividades. Cubre en caso de un siniestro el monto que cuesta pagar los servicios públicos, salarios, y costos por interrupción de actividades y reanudación de la mismas.
  • Seguro contra accidentes. Cubre accidentes de los trabajadores en el cumplimiento de sus funciones dentro de su lugar de trabajo o fuera de él, y en el trayecto de su casa al trabajo y viceversa.

Responsabilidad Profesional (errores y omisiones)

Protege a la empresa ante quejas y denuncias por negligencia, errores y omisiones de las que es responsable la compañía.

Amplia cobertura

Cubre gastos por encima de los estipulados en una póliza de seguro de responsabilidad civil.

Seguro de ingresos o gastos adicionales de la empresa

Cobertura de gastos requeridos para volver a poner en marcha un negocio, o también por los ingresos perdidos, a causa de la inactividad laboral derivada de un siniestro.

Seguro de responsabilidad de productos

Protección financiera a la empresa por los daños causados a un consumidor o a su propiedad por un producto producido en la empresa.

Seguros para equipos adicionales

Tu información digital y tus ordenadores están protegidos contra daños o pérdidas de información.

Con la gran variedad de seguros contra siniestros y accidentes para empresas, la póliza queda hecha a la medida de tu compañía, con el fin de cubrir la mayor cantidad de necesidades al precio justo para tu seguridad, la de tu empresa y tu equipo humano.

¿Cuánto vale tu empresa?

Sabemos lo que tu compañía vale por lo que has invertido, sin embargo tu esfuerzo y sacrificio hechos a los largo de los años son incuantificables. Sufrir un siniestro que afecte tus activos sin contar con un seguro empresarial que te ampare, te depararía un reinicio aún más complicado de lo que fue tu emprendimiento años atrás.

Acércate con un asesor para inyectar grandes beneficios a tu empresa cuanto antes.

 

Otros seguros que puedes contratar para cubrir al máximo los riesgos de la empresa son:

  • Seguro de autos y flotillas
  • Seguro de maquinaria pesada
  • Póliza colectiva contra accidentes
  • Póliza colectiva de gastos médicos mayores
  • Equipo electrónico

 

También te puede interesar.