3 (60%) 1 vote

Seguro de gastos médicos mayores, cuando lo inesperado sucede

 

¿Qué tienen en común un hombre de 56 años de edad, con una mujer joven de 27 años y un hombre de 39? Todos ellos pueden sufrir alguna enfermedad o accidente grave en algún momento de su vida.

Sin importar tu edad, sexo, ocupación, estilo de vida, estado civil, estás en riesgo de sufrir un imprevisto que afecte tu salud simplemente por el hecho de vivir.

¿Tienes dinero para atenderte por una enfermedad o accidente? ¿No? Entonces necesitas un seguro médico de gastos mayores.

Y no es que seamos aprensivos con la idea de enfermar, accidentarnos o morir. Sin embargo la prevención puede mantenernos tranquilos y seguros por la vida.

Contratar un seguro de gastos médicos mayores ayuda a las personas a enfocarse en vivir de la manera más placentera posible, sabiendo que están respaldados por algún imprevisto desafortunado que les afecte a ellas y a sus seres más amados.

La tranquilidad y seguridad económica, así como la prosperidad son fundamentales para todo ser humano, pero también es complicado conseguirlos. Evitar que la situación se complique más con una enfermedad o accidente que no avisa y afecte nuestra economía, es una preocupación menos en la vida.

El seguro de gastos médicos mayores es uno de los instrumentos financieros con los que se puede cuidar el patrimonio.

¿Por qué necesito un seguro de gastos médicos mayores?

Ya sea que estés en edad avanzada, o seas aún muy joven, o que pertenezcas a una familia con antecedentes de enfermedades crónicas degenerativas, o seas un persona completamente saludable que nunca ha enfermado de gravedad, necesitas un seguro de gastos médicos mayores.

Esto tiene más sentido de lo que crees

Por más prosperidad económica que hayas alcanzado en tu vida, y por más saludable que te encuentres ahora, debes analizar si tu estabilidad económica te alcanzará para remediar una enfermedad grave o accidente que sufras.

Nadie puede saber en qué momento de su vida le ocurrirá un accidente o enfermedad. Y no estamos hablando de una gripe de 3 días, o de una caída de la bicicleta en un paseo por el parque. Hablamos de estar sanos en un instante y al instante siguiente, todo lo contrario.

Una enfermedad congénita puede ocurrir de pronto, un accidente vehicular, un asalto con violencia, etc. Para todo esto se requiere de una suma considerable de dinero para tratar de recuperar la salud. Y si las consecuencias de este acontecimiento desafortunado no tuvieran remedio, un seguro de gastos médicos mayores nos ayudaría a estar lo mejor atendidos posible durante nuestra convalecencia.

Generalmente, las personas vamos al médico cuando nuestra salud se ha deteriorado lo suficiente como para ya no estar bien en ningún momento del día. Para entonces, el detectar una enfermedad y buscar un seguro de gastos médicos mayores, ya es demasiado tarde.

¿Cómo puedo pagar gastos de atención médica si no tengo un seguro de gastos médicos mayores?

La falta de cultura de la prevención hace que las personas desembolsen cuantiosas fortunas en su recuperación y atención médica, y muchas veces, aun pudiendo solventar los gastos, terminan por comprometer los ahorros de toda su vida y su patrimonio en atender su salud.

La cruda realidad es que son pocos los afortunados en contar con un gran patrimonio que les ayude a sobrellevar una emergencia por salud. La mayoría de nosotros no podríamos hacerlo.

Cuando no hay un patrimonio ni ahorro suficiente, las personas recurren a endeudarse con personas cercanas que acceden a cooperar, sin embargo, cuando no hay nadie cerca que nos pueda apoyar, recurrimos a los bancos o a prestamistas que te cobran intereses exorbitantes imposibles de pagar. Por lo tanto, a tus costos de salud, le sumas la deuda con la institución financiera, más los gastos y deudas que ya tenías en tu diario vivir.

No esperes que llegue la enfermedad a tu vida, la prevención es mejor

Aún si perteneces al aproximadamente 70% de la población que es derechohabiente de alguna institución de salud pública o privada como el IMSS, ISSSTE, Pemex, Secretaría de la Defensa o Secretaría de Marina, contratar un seguro de gastos médicos mayores no está de más.

Y si no eres parte de ese porcentaje de mexicanos asegurados con un servicio público de atención médica, y no quieres verte en la necesidad de pagar de tu bolsillo todos los gastos relacionados a restablecer tu salud, necesitas aún más un seguro de gastos médicos mayores.

Coberturas básicas
  • Honorarios médicos
  • Intervención quirúrgica
  • Hospitalización
  • Rehabilitación física
  • Radioterapia y/o quimioterapia
  • Cirugía reconstructiva médicamente necesaria
  • Estudios de laboratorio

 

Coberturas adicionales
  • Emergencias a nivel nacional
  • Emergencias fuera del país
  • Muerte accidental
  • Pérdidas orgánicas
  • Asistencia en viaje
  • Eliminación de deducible en caso de accidente
  • Gastos funerarios
  • Otras

 

Gastos no cubiertos

Las enfermedades o tratamientos más comunes que no entran en una cobertura de seguro de gastos médicos mayores son:

  • Intervenciones quirúrgicas de carácter estético
  • tratamientos o estudios psiquiátricos
  • Padecimientos congénitos
  • Homeopatía
  • Accidentes o enfermedades causados por adicciones
  • Otras

 

Un seguro para mí y mi familia

Puedes contratar de forma individual, familiar o en grupo. Se asegura por accidente o enfermedad a un bebé hasta una persona de 64 años, que puede seguir renovando su seguro anualmente hasta los 69.

Mi economía no me permite contratar un seguro de gastos médicos mayores

Cuando la situación financiera nos impide asegurarnos contra enfermedades o accidentes se puede recurrir a la contratación de un seguro básico de salud y de gastos médicos, que te protege contra riesgos más comunes a un costo más accesible.

Quiero asegurar a un hombre clave en mi empresa

Un seguro dirigido a las empresas es aquel que protege a los hombres que encabezan las áreas importantes de una compañía. Aquellos a los que le costaría mucho perder por enfermedad, accidente o invalidez, a una empresa.

Un socio o directivo pieza clave en el manejo y operación de la compañía, y que le costaría mucho reemplazarlo es importante asegurarlo con un seguro de gastos médicos mayores.

¿Porqué deberías asegurar a tu hombre clave en la empresa? Porque el principal beneficiario en estas pólizas es la empresa. Tiene beneficios fiscales y cobertura por enfermedades terminales, además de que te asegura la operación de la compañía en caso de que esta persona tan importante en tu empresa, llegue a faltar.

Una póliza de seguro de gastos médicos mayores para un importante miembro de la compañía, o para tus más importantes trabajadores en cada área, te cubre de pérdidas económicas ocasionadas en caso de que uno de ellos fallezca o sufra de pronto una enfermedad grave.

El patrimonio de los hombres de negocios no se debe dejar de lado. Cuidar la vida y los bienes de los directivos es tan importante como responder por las reclamaciones derivadas de los servicios profesionales que brindan y ampara la responsabilidad civil en que incurre el asegurado, por daños causados a sus clientes. Esto es un seguro de Responsabilidad Profesional.

 

Cualquiera que sea tu situación la asesoría es muy importante para dar con la póliza adecuada para ti y tu familia, o para tu empresa y personal clave. Con tu seguridad, la tranquilidad está garantizada.

 

También te puede interesar.