2.1 (42.5%) 16 votes

¿Por qué contratar seguro de vida?

“No tengo planes de morirme todavía”, es común escuchar en las personas que evaden pensar en contratar seguro de vida porque, secretamente, temen pensar en su propia muerte y no previenen tal situación.

Pensar en la muerte es una idea de la que todos huimos, y más si se trata de pensar en la propia, sin embargo aplazar contratar seguro de vida puede ser un error que puede costarnos muy caro.

Creer que por ser joven y saludable, o por tener una pareja independiente económicamente, o que otros familiares podrán ayudar si tu llegas a faltar, son excusas para evitar pensar en una situación devastadora.

Toda idea que nos influya a evadir la responsabilidad de asegurar la vida, es por causa de desconocimiento del verdadero objetivo de un seguro de vida.

Asegurar tu vida es una acción que va más allá de ponerle precio a tu existencia, es dar valor a la seguridad de tus seres queridos para que puedan sobrellevar con menos dificultades tu pérdida.

Proteger económicamente a tus hijos, esposa o padres, o a algún otro beneficiario en caso de tu muerte, les brinda tranquilidad de poder cubrir las facilidades económicas que tu aportas, como un salario, tu trabajo, tus cuidados, etc.

Enfrentar la pérdida de un familiar que cubría responsabilidades económicas en un hogar, implica de algún modo que los sobrevivientes suplan su aportación. Y todos sabemos que el reacomodo de la vida luego de una trágica pérdida nunca es fácil. La esposa que no trabajaba fuera de casa ahora tendría que hacerlo, además de cuidar sola de los hijos, por mencionar unos ejemplos.

Un contratar seguro de vida ayuda a que las necesidades que se cubren ahora a la perfección, no terminen sacrificándose mañana con tu muerte. Más que un ingreso adicional o convertir en rico a tu benefactor, contratar seguro de vida es garantizar la tranquilidad mental de los tuyos.

Ante una pérdida, contar con un ingreso adicional es tener tranquilidad de poder solventar gastos imprevistos. contratando seguro de vida  puedes cubrir los gastos de un funeral, pagar las deudas del familiar que ha muerto, o invertir el dinero y ganar intereses que ayuden a la economía familiar por unos meses.

Proteger a los tuyos con un seguro de vida es importante, ya que les dejas ese respaldo monetario en caso de tu muerte, pero te estarás preguntando, ¿qué hay de ti, si eres una persona soltera sin nadie cercano que dependa de ti? Si este fuera tu caso, ¿qué hay de tus padres, o de la persona que más te apoyó en la vida, de la tía que está sola, de tu pareja sentimental que aunque no estaban casados legalmente, hacías planes con él o ella a futuro? Siempre hay alguien que sufriría por tu muerte y es mejor que le asegures un poco de consuelo evitándole algunos inconvenientes económicos.

Dependiendo del tipo de seguro de vida que elijas, el monto que recibe tu protegido puede ayudarle como una herencia, o como una forma de ahorro o inversión.

En resumen, un seguro de vida es un beneficio que obtienes para tu familia y tus seres queridos con el cual podrías lograr varias cosas como reemplazar el ingreso que aportas, cubrir los gastos de un funeral y arreglos costosos en caso de morir, generar una herencia para tus seres queridos, tener un instrumento financiero que facilite el ahorro, la inversión y quizá, hasta algún préstamo.

Aunque cuesta un poco hacerlo, piensa en todo lo que tendría que enfrentar tu familia cuando ya no estés, y cómo podrías facilitarles un poco tu pérdida en el difícil duelo. Después de todo, nadie sabe las difíciles experiencias que nos depara la vida, pero sí podemos hacerla más placentera cuando se está preparado para afrontarlas.

 

 

Definición de Seguro de Vida