3.3 (65.1%) 51 votes

Asegurar a tus trabajadores incrementa la productividad y protege tu capital

El motor de toda empresa es el capital humano, y a su vez resulta determinante para alcanzar los objetivos de una compañía. Por ello Asegurar a tus trabajadores debe ser prioridad en toda empresa, pues asegurar su salud es parte de las acciones de responsabilidad empresarial que convierten a una firma en una de las más deseadas para colaborar en ella.

Un seguro de gastos médicos mayores es una prestación que otorgan algunas empresas y que provee de beneficios tanto para el trabajador como para la compañía.

Estos beneficios van desde lo económico, hasta los sociales y de productividad, además con este seguro la empresa comunica indirectamente al trabajador que la calidad de su salud le es muy importante, lo cual origina lealtad hacia la empresa.

¿Cómo beneficia un seguro para mis trabajadores  mi empresa?

El ausentismo laboral en México es por enfermedad en su mayoría en un 70%, seguido de los accidentes en un 30%. Cuando los trabajadores se ausentan, la pérdida financiera ocurre y es un gran dolor de cabeza para los directivos.

Bajas en la productividad, incrementos en el pago de seguridad social e indemnizaciones en caso de siniestro, son algunos de los problemas que nos generan las ausencias laborales.

En cambio asegurar al personal te puede generar un índice de productividad alto, la lealtad, que como ya mencionamos antes, se refleja en la confianza que deposita el trabajador en los colaboradores al sentirse una pieza importante para la empresa, además de que la firma será reconocida como una buena compañía para trabajar.

Hay diversos productos para asegurar a los empleados, pero aquí mencionaremos dos principales: Seguro de Gastos Médicos Mayores y Seguro de Accidentes Personales.

El primero, resulta como un apoyo adicional al trabajador cuando sufre una enfermedad o accidente y que le genera un alto gasto médico considerable.

El segundo tiene una cobertura menor y se reduce solo a casos de accidentes con una suma asegurada fija.

Contratar un seguro de gastos médicos mayores para el personal de una empresa representa un ahorro importante para el dueño y la compañía. Con una atención médica y hospitalaria de calidad el trabajador cuida más de su cargo, se siente feliz en la empresa y esa atención que la empresa pone en él, le estimula para responder positivamente a la firma.

¿Qué tipo de seguros debes ofrecer a tus empleados?

Es importante que tu empresa cuente con el talento que requiere para cumplir los objetivos de la compañía. Una brillante estrategia para atraer ese talento es ofrecer un salario competitivo acorde a sus funciones, pero también es importante ofrecer prestaciones superiores a las de la ley, como pueden ser el seguro de gastos médicos mayores o instrumentos de ahorro, mucho más allá de brindarles el seguro social como lo dicta la ley mexicana.

Estas prestaciones adicionales protegen a tu trabajador y a tu empresa de la carga económica que supone tener en tu nómina a trabajadores enfermos o accidentados, riesgos a los que todos, empleados, directivos y dueños, están en riesgo.

Según el presupuesto que destines a proveer de beneficios a tus trabajadores, es el plan de seguros que puedes ofrecerles acorde a las funciones de cada uno.

Así tenemos que los tipos de seguros que puedes contratar para tus recursos humanos son:

Gastos médicos mayores. Con atención médica, que incluye tratamientos, rehabilitaciones, hospitalización y cirugías no estéticas.

Seguros de vida. En caso de muerte de un empleado, la familia de este queda protegida con la cantidad asegurada por la empresa.

La empresa puede pagar una póliza colectiva para todo el personal y personalizar la cobertura que requiere para algunos cargos específicos como sus hombre clave, o personas que por sus funciones están expuestas a mayor riesgo de accidente. También puede ser intermediario entre el trabajador y la aseguradora, en caso de contratación de coberturas adicionales por parte del empleado.

Todo tipo de empresa (grandes, micro, pequeñas y medianas) debe contar con un seguro adicional para sus trabajadores, aunque por ley ofrezcas la seguridad social de instituciones como el IMSS e ISSSTE.

Sin importar el tipo de empresa que tengas e independientemente de su giro, deben estar protegidas ante los riesgos como un desastre natural o un robo. Con un seguro empresarial proteges los activos de tu compañía.

Las flotillas de autos y la maquinaria pesada también deben estar aseguradas, pues son parte del patrimonio empresarial. Con esto puedes impedir que haya afectaciones a la economía del negocio, y si hubiera lesionados y otro tipo de daños a terceros, los gastos de reparaciones y de atención médica, sin seguro de flotilla, correrían por tu cuenta.

Invertir de manera inteligente es posible con una asesoría experta. La atención personalizada te garantiza una póliza colectiva con los ajustes necesarios en casos muy específicos de algún sector del personal de tu empresa.

También te puede interesar.